Moody’s: sector externo continúa siendo favorable para el Perú

Los altos precios de los metales que el Perú exporta permiten más ingresos al Estado y compensar en parte la difícil coyuntura internacional, señala el Vicepresidente de Moody’s Investors Service, Jaime Reusche.

En entrevista con el Diario Oficial El Peruano, el ejecutivo de una de las principales calificadoras de riesgo soberano, analiza la economía peruana y su perspectiva.
¿En qué sectores se fundamentará el soporte de la economía peruana en el 2022 y qué factores influirán en su desempeño?
El empuje externo continúa siendo favorable porque este año los precios de las materias primas se elevaron significativamente, aunque puede restarle algo de impulso a la demanda de las grandes economías de los países avanzados. Se registrará también una mayor inflación, lo cual pesa sobre los consumidores peruanos y merma en parte el dinamismo a la actividad económica local. Lo observamos con las cotizaciones del trigo, el maíz y los combustibles, que afectan los precios de los alimentos y el transporte. Parte de esto se compensará con algunos subsidios focalizados que probablemente preparará el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), pero no podrán detener el impacto masivo sobre el aumento de los precios. Por suerte la moneda peruana ya no está perdiendo valor, debido a que el Banco Central de Reserva (BCR) estuvo enfocado en contener la volatilidad del tipo de cambio y eso ayuda a que no suban aún más los precios.
El aumento de los precios de las materias primas siempre tiene un efecto neto positivo sobre el desempeño de la actividad productiva del país, pero el canal que más se debería beneficiar es la inversión para darle un fuerte chispazo a la economía peruana, la cual no responde a raíz de la incertidumbre política interna.
En cuanto a sectores, los primarios son los que más se beneficiarán, incluyendo el rubro de agroexportaciones y el minero. 
Conforme se levantaron las restricciones de movilidad en el país, el segmento comercio debería registrar un avance este año, atenuado, sin embargo, por el factor de incremento de precios.

¿Cuál es la proyección de expansión del producto bruto interno (PBI) del Perú para este año que hacen ustedes?
Mantenemos la proyección de crecimiento de 2.5% para el 2022, lo cual es un resultado insuficiente para generar la cantidad de empleo formal que brinde más oportunidades a las personas que se desenvuelven en el sector informal.
Estamos en la adolescencia de nuestra historia económica, que es cuando se debe incorporar la mayor cantidad de trabajadores al sector formal de la economía. 

¿Se tiene prevista una nueva revisión de la calificación crediticia del país?
Por el momento, el balance de todos los factores de riesgo y las fortalezas en el manejo económico y fiscal es estable. No vemos presiones a la baja sobre la calificación de Baa1 del Perú, pero lamentablemente no hay condiciones para recuperar la calificación de A3, que se perdió el año pasado.
Seguimos estudiando cómo responde el país ante todos los riesgos internos y externos, y mantenemos algo de preocupación por la parte política, pero no lo suficiente para que pese sobre la evaluación.

¿Cómo observan el manejo del BCR y del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)? 
Las instituciones económicas, como de costumbre, pusieron el hombro para ayudar al país. Es invaluable la contribución que hacen. 
Este año, el MEF está tratando de brindar un impulso al crecimiento económico mediante la inversión pública, pero tiene varios retos políticos hacia adelante.

¿Cuál es la principal fortaleza que tiene la economía peruana?
La principal fortaleza es una economía que continúa siendo bien manejada por las instituciones técnicas, a que resguardan que no sufra más de la cuenta por la volatilidad política y la incertidumbre que generan los factores externos, como la subida de tasas de interés en los países desarrollados y la invasión de Rusia a Ucrania. El riesgo de que la economía mundial se desacelere más de lo esperado es bastante alto y eso afectaría negativamente al Perú.

Más inversión

Reusche consideró sustancial impulsar la inversión privada porque es la que le adiciona potencial de crecimiento a la economía hacia el futuro.
“La economía se alimenta de la inversión para poder crecer”, enfatizó.
En ese sentido, indicó que la burocracia y los excesivos trámites inhiben la productividad, y por ello se hace necesario agilizar los procesos en el Estado, el cual es muy complejo porque ha crecido de manera muy desordenada.
Comentó asimismo que la gran mayoría de los gobiernos subnacionales no tiene las capacidades para generar buenos proyectos de inversión pública.  Al respecto el titular del MEF, Óscar Graham, indicó que se apoyará con capacitación a los funcionarios de las regiones y municipios.

A tomar en cuenta:

– 35% crecieron las exportaciones peruanas en el 2021, al sumar 56,241 millones de dólares. 
– El MEF proyecta una expansión económica del país entre 3.5% y 4% para el presente año.
– En enero de este año, las agroexportaciones crecieron 14% respecto a similar mes del 2021, al sumar 745 millones de dólares.
– Las exportaciones mineras en el 2021 registraron una expansión de 51.6% y llegaron a los 39,637 millones de dólares, debido al mayor precio del cobre.
– Al 23 de marzo, los precios del oro (1,920 dólares la onza) y del cobre (4.07 dólares la libra) acumularon incrementos de 6.07% y 7.24% respectivamente, desde el 1° de enero del presente año.