Para emprendedores: 5 tips, conoce buenas prácticas para tu tienda online

El comercio electrónico también conocido como “e-commerce” ha crecido de forma exponencial, en especial luego del inicio de la pandemia del coronavirus Covid-19, y otorga beneficios para los comercios de todos los tamaños.

Según el informe Observatorio Ecommerce 2021-2022 de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (Capece), esta industria en el país creció 55% el año pasado, moviendo un total de 9,300 millones de dólares. 

Por ello, hoy como emprendedor, tener una tienda online te permite una mayor exposición de tu negocio, captar nuevos clientes y gestionar tu emprendimiento teniendo el control de tus ventas e inventario.  

Si tienes un pequeño negocio, como una bodega, y necesitas potenciar tu tienda online para mejorar la experiencia de compra, los expertos de Alfin Banco te brindan los siguientes consejos prácticos: 

1) Web clara, sencilla y amigable

La experiencia en tu tienda online es clave para no perder una compra y generar recompras. Por ello, tanto la estructura web como su diseño debe ser sencillo, claro y sobre todo amigable. Un buen ejercicio para comprobarlo es que no necesites ayuda o explicación para poder realizar las transacciones.  

2) Actualización constante

La web siempre debe tener la información correcta de tus productos como por ejemplo el stock disponible. Imagínate comprar un producto por la web y cuando estés a punto de pagar o vayas a recogerlo te digan que está agotado. Este tipo de errores no pueden ocurrir. Tan importante como un diseño sencillo es mantenerla actualizada. 

3) Preocúpate por incrementar las visitas a tu web

Existen diversas estrategias para incrementar las visitas a tu tienda online. Una de las más sencillas es motivar a que la visiten y realicen operaciones a través de un premio o recompensa. También tienes la opción de contratar publicidad online a través de tus redes sociales, como Facebook, y asociarlas a palabras claves de búsqueda. 

4) Facilítales la vida a tus clientes

Por ejemplo: a quién no le gustaría invertir menos tiempo en las compras semanales. Si tenemos el histórico de los pedidos, ofrezcamos opciones determinadas para que tu cliente tenga que hacer el menor esfuerzo posible. 

5) Trabaja en fidelizar a tus clientes

¿Por qué habría de importarte un cliente que ya te compró? Un cliente satisfecho atrae a dos clientes más, así que no solo se convierte en un recomendador de tu negocio sino en un cliente frecuente y fiel.  Por ello, debes asegurar que su experiencia de compra sea genial de principio a fin, incluso después de la compra.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.